miércoles, 19 de agosto de 2009

No pueden legislar separados (Iglesia y Estado)

No pueden legislar separados (Iglesia y Estado)
Por: Francisco Cartagena Mendez,El Jimagua
Escritor y Activista

Jugar con nuestra inteligencia, es la nueva manera de hacer ley en nuestro país. Es como un juego, en donde la comunidad LGBT somos esa hazaña divertida de algunos políticos. Nos subestiman, y se creen que somos morones.

Es como una charla interna; “Dime como lo hago, pero no te puedo incluir como autor de la medida, pero seguiré tus instrucciones y/o recomendaciones. Recuerda que estamos separados públicamente, pero íntimamente nos seguimos amando tanto, que no podemos legislar separados”

Lo anterior podría ser una oculta realidad entre la iglesia y el “Estado Libre Asociado”. Como todos sabemos existe una separación legal entre iglesia y estado. Esto significa clara y sencillamente, que el estado no debe, ni mucho menos puede, legislar mediante influencias religiones, ni redactar nuevos proyectos de ley bajo estas influencias o creencias. Ahora bien, descaradamente y en nuestra cara, la Presidenta de Comisión Cameral de lo Jurídico se reunirá con líderes eclesiásticos para discutir proyecto contra el discrimen por orientación sexual.

Ello desenmascara una realidad, en Puerto Rico no existe tal separación entre iglesia y estado. Como dije en un artículo de prensa, una y otra vez se adentran en las contradicciones nefastas sobre esa aparente separación entre Iglesia y Estado.

Es ilógica y absurda la idea de permitir la opinión religiosa en un proyecto de ley que busca proteger los derechos de la comunidad homosexual de la isla, comunidad que es juzgada por estas instituciones religiosas, de hereje, inmoral, asquerosa y pecaminosa.

Lo que si resulta lógico, es que llevarán todo el peso de la cruz y el incumplimiento de un mandamiento Divino (el juzgar), y el incumplimiento constitucional de separación entre iglesia y estado en nuestra contra. En arroz y habichuelas, someterán presión para que el proyecto no sea una realidad, o que al menos sea disfrazado, pudiéndose interpretar de diversas maneras, algunas de estas en nuestra contra.

Es como decirle a un ladrón en donde está el maletín con el millón de dólares, solo que en este maletín, están nuestros derechos y nuestra dignidad. Nuevamente, a los politicos del pais, la comunidad LGBT no es morona, no nos subestimen, exigimos acción equitativa y responsable. Exigimos los derechos con los cuales nacemos, pero que no tenemos. Ya es hora.

Nota Aclaratoria: Reconocemos la labor de Liza Fernandez a favor de los derechos de la comunidad gay en Puerto Rico, mas entiendo, en mi caracter personal, que no es necesaria la opinion de representantes de instituciones religiosas en un proyecto de ley que busca otorgar derechos a una comunidad marginada por esas mismas instituciones.

Autor del Artículo: Francisco J. Cartagena Méndez, El Jimagua
Correo electrónico: eljimagua@live.com * http://jimagua.blogspot.com

5 comentarios:

Anónimo dijo...

!Que irresponsable es escribir un articulo sin conocimiento de causa! La intencion de Liza Fernandez al convocar la referida reunion no es acomodar a las iglesias. Es parte de una estrategia para conocer de antemano los fundamentos en que descansan para oponerse al proyecto, de manera que tengamos mas tiempo para prepararnos y reaccionar, y no que nos tomen por sorpresa en las vistas publicas del Senado, donde hay poca o ninguna sensibilidad en cuanto a los reclamos de la "comunidad" LGBTT.

Si un legislador ha puesto en riesgo su escano para defender los derechos de la comunidad LGBTT es Liza Fernandez, a quien deberias agrader ese esfuerzo e interes, en vez de ponerte a tirarle publicamente, a base de conjeturas y especulaciones, como lo hace el pseudo activista que dice hablar por toda la comunidad LGBTT, cuyas expresiones publicas, las mas de las veces, lo que hacen es seguir alienando a mas y mas legisladores, de cuyos votos depende en gran medida adelantar nuestros derechos por via de legislacion.

Te recomiendo que antes de escribir sobre cualquier tema, en particular si lo que te propones es atacar reputaciones, te instruyas y conozcas ambos lados de la moneda. Finalmente, para que tengas claro de que se trata la separacion de iglesia y estado, te recomiendo que estudies la jurisprudencia interpretativa de dicha clausula constitucional, antes de hacer comentarios desacertados sobre su alcance y significado. Si se aprobara un 1725 que en toda circunstancia fuera mandatorio para las iglesias, ello infringiria la propia clausula de separacion de iglesia y estado y dicho proyecto acabaria siendo declarado inconstitucional.
De la misma manera que la comunidad LGBTT invoca la separacion de iglesia y estado para que las iglesias no se inmiscuyan en materia de legislacion que afecta derechos fundamentales y libertades individuales, tenemos que ser igualmente consistentes, cuando el proyecto de ley infringe esa separacion constitucional en perjuicio de las iglesias. Lo que es igual no es ventaja.

Lcdo. Rafael Mayoral
Presidente, Fundacion Articulo II / Coalicion No a la 99

El Jimagua dijo...

Saludos R Mayoral.

Estoy consciente de las intenciones de Liza Fernandez, mas en lo que no confio es en la opinion de esas instituciones religiosas, quizas me equivoque en el contexto de mi articulo, mas si conozco los propositos, los cuales aun encuentro un tanto peligrosos e inncesarios.

Saludos cordiales y gracias por visitar mi blog!!!!

El Jimagua

El Jimagua dijo...

En adición, como usted dice, que lo que no es igual, es desventaja, cabe la PREGUNTA, cuánto tiempo llevamos la comunidad gay en DESVENTAJA, y si realmente, tiene cabida esa opinión eclesiástica en un proyecto de ley, que nada tiene que ver con dichas instituciones religiosas.
Por ello no trata de ventajas o desventajas, sino de la equidad y los derechos humanos de una comunidad atacada , marginada y sentenciada, por estas instituciones, mas de seguro, a la hora del diezmo, o de votos electorales así como a la hora de pagar impuestos y contribuciones, NO LES IMPORTA, LA IDENTIDAD SEXUAL DE UNA PERSONA. Por lo que nos tratan con equidad sumamente hipócrita y a conveniencia.
Es el colmo de las contradicciones nefastas en la religión, cuando INCUMPLEN DOS MANDAMIENTOS DIVINOS, “Ama a tu prójimo como a ti mismos” y “No juzgaras”. Por otro lado, me pregunto; Qué DERECHOS tienen esas instituciones religiosas a juzgarnos e inmiscuirse en leyes que pretenden otorgarnos derechos a los gay. O por ejemplo; ¿Qué ES MAS PECADO; Ser gay abiertamente, sin engañar a los demás, o que dentro de las iglesias hayan, pedófilos, corruptos, violadores, entre otra serie de atrocidades, y lo que es peor, que ello es de conocimiento público, mas siguen teniendo derechos, y privilegios contributivos.
Saludos cordiales,

El jimagua

Maria del Carmen dijo...

Yo entiendo que la Iglesia no debe inmiscuirse en los asuntos de la comunidad gay.

te felicito por tu articulo Jimagua!

Exito!

Maria del Carmen

Anónimo dijo...

Thanks :)
--
http://www.miriadafilms.ru/ приобрести кино
для сайта jimagua.blogspot.com